Cuando incorporamos un peludo en nuestra vida familiar en algún momento surge la duda sobre si tenemos y/o debemos contratar un seguro para perros.
Contratar un seguro de mascotas es muy buena idea, porque te ayudará a cubrir algunos gastos imprevistos: servicios veterinarios por accidente y/o enfermedad, responsabilidad civil, etc. Hay muchos seguros en el mercado, así que antes de elegir conviene comparar para ver cuál ofrece mejores prestaciones. En este post te explicamos todo lo que debes saber sobre seguros para perros.

Qué es un seguro para perros

Como propietario de un perro estás obligado por ley a hacerte cargo de los gastos relacionados con su salud. También es tu obligación pagar los costes de los daños que ocasione a terceras personas (tanto físicos como materiales). Un seguro para perros es por tanto el que cubre gastos que como propietario legal de tu perro son tu responsabilidad.

Hay distintos tipos de pólizas, las más importantes son:

  • Seguro para perros de Responsabilidad Civil
  • Seguro para perros de Accidentes
  • Seguro para perros de Enfermedad
  • Seguro para perros de Gastos Veterinarios

¿Qué cubre el seguro de un perro?

La cobertura del seguro de tu mascota depende del tipo de póliza que contrates, para que te hagas una idea, estas son las coberturas de los tipos de seguro más comunes:

  • Seguro de Responsabilidad Civil para perros
    Este tipo de póliza cubre los gastos que ocasiona tu perro a terceras personas (físicamente) o a animales y/o cosas propiedad de terceras personas. Ejemplos de este tipo de cobertura son los gastos que tendrás que pagar si tu perro se escapa y causa un accidente, si se sube a una persona y le produce una lesión, si muerde a otro perro o a una persona, etc.
  • Seguro de Accidentes para perros
    En este caso el seguro cubre los gastos veterinarios necesarios para tratar las lesiones que sufra tu perro tras una situación accidental. Algunos ejemplos son: rotura de algún hueso por una caída o simplemente corriendo en el parque con otros perros, se ha comido alguna basurilla del suelo cuando pasea y tienes que ir a una clínica urgentemente para que se lo extraigan, tras un golpe se ha roto un diente, etc.
  • Seguro de Enfermedad para perros
    Este tipo de pólizas cubre los gastos veterinarios que tienes que pagar cuando tu perro enferma.
  • Seguro de Gastos Veterinarios para perros
    Cubren los gastos veterinarios en general, tanto preventivos (vacunas y desparasitaciones), como por enfermedad y accidente.

¿Cuánto puede costar un seguro para un perro?

De la misma manera que las coberturas del seguro dependen del tipo de póliza que contrates, el coste también dependerá de lo que esté incluido, de la solvencia de la compañía que te asegura, de la raza del perro, de las cantidades máximas que cubra el seguro cada vez que lo necesites y de si tienes que pagar una franquicia cada vez que lo utilices.

Tras revisar diversas pólizas de seguros de distintas compañías aseguradoras podrás encontrar:

  • Pólizas de Seguro de Responsabilidad Civil para perros a partir de 35 Euros/año.
  • Pólizas de Accidentes para perros a partir de 60 Euros/año.
  • Pólizas de Gastos Veterinarios para perros a partir de 250 Euros/año.
  • Pólizas con una cobertura bastante completa que incluya Responsabilidad Civil, Accidentes y Enfermedades a partir de unos 200 Euros/año.

Particularmente las pólizas de Gastos Veterinarios son el tipo de seguro que menos me gusta. Considero que el precio es elevado por el simple hecho de incluir las visitas preventivas a la consulta. Desde mi punto de vista no está justificado el coste de estas pólizas por el simple hecho de incluir las vacunas y desparasitaciones básicas, porque su coste anual no es tan elevado.
Además te obligan a utilizar exclusivamente un determinado grupo de clínicas. Está claro que si planeas un viaje te asegurarás de revisar que las vacunas están al día junto con tu veterinario de confianza. Pero en las vacaciones tu perro puede enfermar o sufrir un accidente y no tener disponible cerca un veterinario que esté incluido en la póliza de seguro.

¿Es obligatorio que una mascota tenga seguro?

En algunas Comunidades Autónomas, por ejemplo en la Comunidad de Madrid, es obligatorio que los perros de TODAS LAS RAZAS, con independencia de su tamaño y de si están calificados o no como PPP (perros potencialmente peligros), estén cubiertos por una póliza de seguro de Responsabilidad Civil.
Más allá de esta póliza de Responsabilidad Civil a la que nos obligan algunas Comunidades Autónomas siempre es muy interesante contratar una póliza que cubra situaciones imprevistas.

Asumimos que un perro genera unos gastos de mantenimiento, los tenemos previstos y son asequibles para nuestra economía: comida, peluquería, vacunas, etc. Pero los gastos imprevistos, producidos por un accidente o una enfermedad repentina en momentos inoportunos nos pueden generar un bache económico importante. Además en muchos casos son situaciones que hay que tratar de forma inmediata, recurriendo a clínicas de urgencias y los costes económicos se disparan.
Por tanto mi recomendación es que valoréis seguros para estas situaciones imprevistas.

Cómo elegir el mejor seguro para tu mascota

Puesto que el precio de la póliza de seguro de mascotas depende de la cobertura, es muy importante que revises con detalle lo que incluye la póliza.

Hay algunos seguros que de entrada tienen un precio muy económico pero en algunos casos ese precio más bajo se debe a que la cobertura de atención veterinaria sólo se puede obtener en los centros veterinarios concertados. Otras veces por ejemplo ese precio más asequible se debe a que en caso de enfermedad los primeros X Euros de la atención veterinaria los tienes que pagar tú de tu bolsillo (franquicia), etc. ¡Así que revisa esos detalles con atención porque son importantes!

Mi consejo es que leas detalladamente qué cubre la póliza, en qué cantidades, qué franquicias aceptas en caso de necesitar la cobertura, si es una póliza de reembolso (te pagan por ejemplo los gastos veterinarios que hayas abonado en cualquier clínica veterinaria) o si sólo tienes derecho a la atención en centros concertados, etc.

Nuestra recomendación

Como bastante a menudo nos consultáis si debéis o no contratar seguros para vuestros perros y de qué tipo, puesto que la oferta es bastante amplia, decidimos revisar bastantes pólizas de seguros para perros con distintas compañías. Y una vez hecho ese minucioso estudio nuestra recomendación es que le echéis un vistazo a las pólizas de seguros de Mascota Segura. Para nosotros cumplen los requisitos más importantes para ser el mejor seguro para perros actualmente en el mercado. Algunas de esas cuestiones son:

  • Tanto la comercialización del seguro como el seguro como tal están en manos de dos empresas de solvencia internacional: Aon y Liberty respectivamente. Ambas empresas son punteras a nivel internacional, lo que ya es un primer punto a su favor, de cara a asegurarte que si los necesitas realmente responderán y cumplirán con sus obligaciones.
  • La cuota anual es muy probable que la recuperes cada año. Los que tenemos perro sabemos que es habitual que tengas que ir al veterinario de vez en cuando por algún tipo de accidente: un corte en una almohadilla, se ha dado un golpe, se ha comido algo accidentalmente, otro perro le ha mordido, etc.
    En cuanto a las enfermedades ocurre lo mismo. Sin pensar en enfermedades graves todos los perros tienen de vez en cuando algo, aunque sólo sea un resfriado o una gastroenteritis.
    El equilibrio entre el precio que cobran y las coberturas que ofrecen es muy bueno.
    Hemos visto seguros que cubren mucho más (por ejemplo las vacunas anuales) pero realmente tienen un coste desorbitado que no merece la pena afrontar.
    Puedes consultar el precio pinchando aquí.
  • Puedes elegir entre 4 tipos de póliza distinta: una póliza sólo de Responsabilidad Civil (recuerda que en algunas comunidades autónomas es obligatorio para todos los perros), una póliza sólo de accidentes, una póliza que cubre accidentes y enfermedad y la más completa que es una póliza que cubre Responsabilidad Civil, accidentes y enfermedad.
  • Los gastos veterinarios en caso de accidente o de enfermedad están cubiertos también en forma de reembolso, algo que para nosotros es muy importante e imaginamos que para ti también.
    De esta manera si tú confías en tu veterinario no tendrás que cambiar de clínica sólo porque el seguro no tenga acuerdo específicamente con ese consultorio veterinario.
    Además si estás de vacaciones no tendrás que preocuparte por localizar una clínica concertada con la póliza, porque pagarás los gastos y después te los reembolsarán.
  • Cuando tomas la decisión de adoptar un perro en tu familia cuentas con los gastos de alimentación, vacunas y desparasitaciones anuales y te puedes despreocupar de los imprevistos, que además precisamente son los que tienen un coste elevado, porque el seguro que has contratado para tu perro lo cubre en caso de necesidad.

Esperamos que este post te sea muy útil como guía para elegir qué póliza de seguro de mascotas debes contratar para que tu perro y tú estéis bien cubiertos.

Gracias por leernos. Te recordamos que estamos a tu disposición en nuestra Residencia Canina.

¡Te esperamos! 😉